David Cabrera: “El trato profesional y la hospitalidad son nuestros mejores recursos turísticos”

David Cabrera Guillén, técnico de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Arucas, es buen exponente del grupo de personas comprometidas con la reactivación turística del Norte de la isla. David es Grado en Turismo y Máster Internacional en Turismo por la ULPGC, cuenta con experiencia docente y es dinamizador de proyectos en el sector, además de fotógrafo, disciplina que combina con el turismo desde hace años.

Gracias por atendernos David. En la última década Arucas y toda la comarca norte de Gran Canaria invirtieron recursos y esfuerzos en hacer crecer su oferta turística, en atraer parte del negocio que genera el destino. ¿Cuáles fueron los logros de estos años?

El norte de Gran Canaria tiene un posicionamiento innato que lo identifica como un área que aún conserva la tradición, la autenticidad. Y un paisaje que lo hace diferente de otras zonas de la isla. No debe concebirse como un escenario turístico. Es un espacio con identidad propia, con una valorización de su cultura material e inmaterial, donde el visitante y el lugareño coexistan en equilibrio. Generando satisfacciones positivas, para ambos.

Los planes de calidad y de dinamización impulsaron en gran medida la mejora de algunas infraestructuras, y el embellecimiento de los centros históricos, como el Casco de Arucas. Los proyectos que se han ejecutado en el litoral también han abierto nuevas posibilidades de desarrollo, vinculadas al mar. Municipios como Arucas y Gáldar ya cuentan con playas y piscinas naturales con Bandera Azul. La costa norte conserva un indudable atractivo que puede propiciar nuevas alternativas con una buena planificación, basada en modelos sostenibles y respetuosos con el entorno.

La unión de la comarca aporta un beneficio claro para facilitar la actividad. En la creación de itinerarios turísticos, por ejemplo, a priori parece más rentable pensar en la visita a toda la zona norte….

Por supuesto, cuantos más argumentos existan para convencer al visitante para que salga de las zonas turísticas tradicionales y disfrute de otros atractivos, mejor. Aunque queda todavía mucho por hacer, la Mancomunidad del Norte tiene uno de sus grandes retos en el desarrollo del turismo. Por ejemplo, desde el pasado año se empezaron a elaborar actividades mancomunadas por el Día Mundial del Turismo, con una feria que se llevó a cabo en Arucas. Este año se eligió Agaete y se presentó por primera vez un programa de actividades desarrolladas por los diez municipios.

El Norte tiene la posibilidad de generar nuevos itinerarios, vinculados a temas como la arquitectura, la gastronomía, la agricultura, el deporte, la cultura aborigen… Incluso sus fiestas populares, destacando algunas de las más importantes de Gran Canaria, como la Rama de Agaete, o el Charco en La Aldea, el Pino en Teror, o el Corpus Christi de Arucas.

Has redactado o colaborado en la elaboración de planes estratégicos. ¿qué crees que necesita un plan estratégico de turismo para no quedar en declaración de intenciones? ¿Qué apoyos son imprescindibles?

En 2009 colaboré con la ULPGC en el desarrollo del Plan Estratégico de Turismo del Municipio de Arucas, una experiencia que me sirvió en 2011 para desarrollar el Plan Estratégico Turístico del Norte de Gran Canaria, junto con mi compañera Elena López Galán. Con la experiencia te das cuenta que para evitar que los planes estratégicos queden en el olvido deben estar vinculados a fichas financieras que hagan posible ejecutar las acciones. Consiguiendo los objetivos propuestos, atendiendo las debilidades y las amenazas, reforzando las oportunidades y fortalezas del destino.

Para planificar estratégicamente un destino, es necesario contar con una hoja de ruta que marque en el tiempo las directrices a seguir. Gran Canaria la tiene, el Norte la tiene, y por supuesto Arucas cuenta también con una hoja de ruta en turismo, que me facilita en gran medida el trabajo, evitando improvisaciones. Para ello es fundamental contar con la implicación de todos los agentes sociales, desde la Administración Publica hasta el propio turista, pasando por el sector empresarial y los colectivos sociales. De nada sirve invertir recursos en elaborar un plan si luego no se crean partidas económicas y se ponen en común las acciones con otras áreas, para ahorrar esfuerzos, para optimizar recursos.

La lógica del marketing recomienda mantener líneas de trabajo, afianzar marcas, posicionamiento, etc.. Pero en las Islas quizás debemos crear más cultura de cooperación, en el largo plazo. La Red de Informadores de Gran Canaria, en cambio, rompe ese patrón. Cuando Uds. empezaron a involucrarse en el proyecto, ¿pensaron que lograrían crear un sistema así, para tantos años?

La principal característica del sector turístico es que se desarrolla dentro de un mercado muy cambiante, que no atiende a los cambios políticos, que no espera por nadie. La vivienda vacacional, por ejemplo, es una muestra. A pesar de la relativa rapidez de la Administración Pública Canaria en normalizarla, vemos como en otros destinos se ha convertido en un verdadero problema social que necesita de intervenciones urgentes. Intervenciones que no agradan a todo el mundo, pero que son necesarias para garantizar el equilibrio y la sostenibilidad en la actividad turística.

En relación a la Red de Informadores Turísticos, quiero pensar y pienso que es “el ojito derecho” del Patronato de Turismo. ¿Qué otro proyecto se ha impulsado económicamente en colaboración con casi todos los municipios de Gran Canaria, durante 18 años? Recuerdo como al principio muchos compañeros y compañeras no tenían un espacio definido como oficina de turismo, ni siquiera ordenadores. Poco a poco el esfuerzo conjunto va dando frutos, y la realidad actual es que todos los municipios cuentan con una oficina de información turística que trabaja directamente con el turista y con el ciudadano.

Gran Canaria tiene un tesoro en sus informadores turísticos

Pero siempre tendré muy claro que la fuerza de esta Red radica en todas y cada una de las personas que la componen, profesionales dedicados en cuerpo y alma a una profesión no valorada como realmente se merece. Hoy día Gran Canaria tiene un enorme tesoro en sus Informadores. La experiencia acumulada y la estrategia de formación continua que se sigue desde el Patronato sitúa a la Red de Informadores Turísticos de Gran Canaria como un ejemplo a seguir por otros destinos, con un efecto diario y positivo con nuestro cliente. Es la prueba que confirma que trabajar en la misma dirección, con el tiempo, provoca resultados satisfactorios…

Desde el ámbito municipal tradicionalmente se puso el foco en la promoción turística, en la producción de material promocional. Y quizás se dejó en 2º plano la atención directa al cliente. La paradoja ahora, con la Revolución Digital, es ver como el marketing de interior y la atención al turista se han convertido en piezas clave del éxito de un destino….

Sí, ha sido así. Como te decía antes, el turismo está dentro de un mercado muy cambiante, cuyas realidades se van adaptando a las exigencias de la demanda. Las TIC facilitan mucho la tarea de la promoción, pero siempre defenderé que por encima de todo, los recursos humanos son la mejor inversión que puede hacer un destino. En ese aspecto aún queda mucho por hacer. La actividad turística de los municipios y la presencia de turistas es cada vez mayor, como lo demuestran las estadísticas de los últimos años. Eso hace que las oficinas de turismo necesiten contar con más personal, para atender las numerosas funciones que se desarrollan en los ayuntamientos, sin desatender el servicio de atención al visitante, que debe ser prioritario.

El marketing es una de las muchas funciones que desarrolla un técnico de turismo en un ayuntamiento. Realmente eres el CEO de tu municipio en la promoción de su imagen, de los eventos, las fiestas, etc. Pero también trabajamos en el diseño de folletos, en la preparación de los contenidos, en la elaboración de informes y proyectos, en la ejecución de servicios como las visitas guiadas, y por supuesto también atendemos las demandas de información, tanto presencial como a través del teléfono y del correo electrónico.

Los datos de investigación cuentan que los turistas valoran muy positivamente la hospitalidad del destino, el trato profesional de los trabajadores del turismo, ¿pero no nos haría falta contar con más énfasis los beneficios del sector? A menudo sólo se pone el foco en externalidades negativas, se pasa de soslayo sobre lo positivo…

Todos los destinos turísticos del mundo, todas las empresas, incluso si me lo permiten, todas las personas, tienen sus aspectos positivos y sus cosas negativas. Y todo se puede manipular para proyectar la imagen que más convenga a quién la publica. Pero el cliente actual es más listo que todo eso. Es más experto, y si quiere algo, buscará información de más fuentes. Si realmente eres malo no habrá dudas, tu reputación en la Red será mala. Pero es difícil que un cliente potencial piense que Gran Canaria no es un destino de primer orden porque una cadena de TV o un periódico sensacionalista oriente a sus telespectadores y lectores en un sentido intencionado. Para combatir esto, la respuesta es el trato profesional y la hospitalidad del destino. Desde hace muchos años tengo claro que el mejor recurso turístico de la isla son los grancanarios, y creo que los turistas opinan lo mismo.

Somos un destino turístico maduro, un gran destino, con recursos naturales y culturales muy valorados por los visitantes. Debemos seguir trabajando en fomentar la cultura turística, para que nuestros ciudadanos valoren con conocimiento de causa los efectos del turismo en nuestro territorio. La información siempre aporta poder para elegir.

La apertura del Hotel Emblemático en Arucas es una de las buenas noticias de este verano. Un tipo de establecimiento de servicio exclusivo, que se ajusta bien a ese modelo muy atado al turismo sostenible que promueve la comarca Norte…

En Arucas estamos muy contentos por esta noticia. En un municipio que apenas contó con un sólo hotel rural durante casi 20 años. Ahora se han registrado 27 viviendas vacacionales en prácticamente un año, más el nuevo hotel emblemático en el centro de la ciudad, que se une a una casa rural que ya teníamos. Esto expande las posibilidades de Arucas dentro del destino.

El Hotel Emblemático de Arucas es un ejemplo emprendedor de 2 jóvenes del municipio, que con mucho esfuerzo adaptaron una vivienda del casco histórico, para cumplir un sueño y convertirse en anfitriones turísticos. Les espera todo un reto por delante, pero a buen seguro contarán con el apoyo de la Oficina de Turismo y de los propios vecinos.

En este sentido, me gustaría hacer hincapié en la posibilidad de fomentar ayudas económicas que impulsen estas iniciativas, ya que en el caso del hotel de Arucas han sido 5 los años que han tenido que esperar sus promotores hasta contar con recursos para poner en funcionamiento la empresa. Y ese modelo es ideal para poner en valor edificios sin uso, casi abandonados, que se encuentran en los centros históricos de nuestras ciudades.

Yendo a lo personal, guardas un fuerte interés en todo lo relativo a la conservación del Patrimonio Histórico y Etnográfico de Arucas, a la puesta en valor de oficios tradicionales, como la cantería, la agricultura o la industria del azúcar y el ron. ¿Son esos los principales recursos turísticos de Arucas?

El principal recurso turístico de Arucas son los aruquenses, los de ahora y los de antes, todos los que han cultivado, elaborado o tallado nuestra historia. Parece cursi, pero es lo que realmente siento. Probablemente el hecho de haber dedicado mucho tiempo a la investigación del patrimonio tangible e intangible de mi pueblo me llevó a esa conclusión. En 2007 tuve la suerte de ver mi tesina final de máster publicada en un libro que recoge la historia de los canteros locales, responsables de tallar buena parte del patrimonio arquitectónico y etnográfico, como la Iglesia de San Juan Bautista, nuestra “Catedral”, como máximo exponente del trabajo de los maestros labrantes.

Mi visión sobre la puesta en valor del oficio de la piedra y de otros atractivos históricos de Arucas es el sueño en el que llevo inmerso desde que empecé en este sector. Hoy lo combino también con la fotografía y con mi deseo de potenciar un nuevo mercado para nuestra isla, el turismo fotográfico, aprovechando otro de nuestros grandes recursos naturales, la luz de Gran Canaria.

¿Por qué elegiste trabajar en el turismo? ¿Qué te llamaba la atención del sector?

Pues fue casi por descarte, porque no me entusiasmaban mucho las alternativas que tenía después de la Selectividad. Un amigo de mi barrio estudiaba turismo en la Escuela Oficial de Turismo de Las Palmas y le pregunté. Eran estudios privados, ya que cuando empecé, en 1995, aún no había arrancado la diplomatura en la universidad pública. Bueno, en realidad te puedo decir que bastaron un par de clases para saber que aquello me gustaba. No sé porqué, siempre he tenido a Arucas muy presente. Recuerdo que no paraba de hablar de mi ciudad con los compañeros de clase. Pues mira, algunos años después se me presentó la oportunidad de trabajar en la promoción turística de mi querido municipio, y como se suele decir, de mi capa hice un sayo. Me considero muy afortunado por ello, y ya son 17 los años que le he dedicado a Arucas y a la información turística de Gran Canaria.

El factor humano es lo que nos convierte en un destino único

En relación al sector, con el tiempo me gusta exactamente lo mismo que al principio: ayudar a la gente a conseguir que su estancia en mi municipio y en mi isla se convierta en una experiencia agradable. Me crié detrás del mostrador de una antigua tienda de aceite y vinagre y de un bar que mis abuelos tenían en el barrio de La Goleta en Arucas, por lo que nunca se me hizo extraño estar detrás de un mostrador atendiendo a un cliente. Interactuar y poner mis conocimientos al servicio del visitante y del ciudadano, eso es lo que más me gusta. El factor humano es lo que nos puede convertir en un destino único al que nuestros clientes siempre tengan ganas de regresar.

¿Qué competencias necesitarán los chicos jóvenes que busquen una carrera en el sector?

La recomendación que doy, sobre todo a los que hacen sus prácticas en la Oficina de Turismo de Arucas, es que trabajen la mejor competencia que se puede tener: la pasión. Es la clave de todo, junto a la actitud y la profesionalidad. Eso es lo que me enseñaron grandes maestros, como John Gaze, recientemente desaparecido y uno de los pioneros de la formación turística en Canarias, fundador del Colegio de Diplomados en Turismo.

Los conocimientos son la base de esta profesión, aunque no se puede parar de sumar. La formación continúa en este sector es fundamental, todo cambia muy rápido. La tecnología y las exigencias de la demanda hace que no puedas despistarte ni un segundo. De todos modos, aunque no existía en mi época de estudiante, soy un fan declarado del proyecto Erasmus, ya que potencia el intercambio cultural y acelera la experiencia de los profesionales encargados de avanzar hacia nuevas metas en el futuro.

Visite la Web de Turismo y Comercio de Arucas

Simple Share Buttons