Entrevista a Tanja Brandt, Consultora de Marketing Turístico

Tanja Brandt nació en Berlín. Vive y trabaja en Gran Canaria desde hace 17 años y se dedica al Marketing Turístico. Desde el año 2006 como empresaria, ayudando a varias administraciones y empresas canarias, especialmente en la isla de Gran Canaria. Aunque el primer contacto real con el turismo fue casi una excusa: trabajar como guía en Fuerteventura para poder disfrutar del windsurf.

Hola Tanja, gracias por atender a NuestroGranDestino. ¿Cuántos años de experiencia tienes en Marketing Turístico?

Me licencié en empresariales con especialización en marketing y mi primer trabajo en turismo fue de guía turística, que no tenía que ver con el marketing. Después trabajé medio año de subdirectora de un Hotel de 4 estrellas en Tenerife. Desde 1998 pasé al Departamento de Marketing de Barceló y desde ahí no he vuelto a trabajar en otro sector que no sea el marketing. En 2006 lancé mi agencia Move Marketing.

¿Qué te convenció para dedicarte al turismo?

Quería irme a Fuerteventura a disfrutar del windsurf y una de las maneras más rápidas y sencillas de hacerlo era trabajando de guía turística. El tema del marketing viene de un interés creativo: siempre tuve muy claro que quería trabajar en algo creativo y algo de turismo. Desde siempre viajaba con mi familia y de niña jugaba a tener una agencia de viaje, así que tenía muy claro mi camino desde el principio.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Para mi era importante poder trabajar con personas de otros países y poder viajar. El marketing es bonito porque trata de transmitir una marca al consumidor final y le das cara y voz a esa marca.

Tanja Brandt Marketing Turístico

A la hora de empezar en el marketing turístico, ¿tuviste a algún mentor?

Sí, mi primer jefe en Barceló, Miguel Ramis, Él era el director de marketing en Barceló Hoteles y fue la persona que apostó por mi en un primer momento. Yo trabajaba en un hotel de la cadena en Tenerife y, a escondidas de la central, hacía mis “cositas” con soportes publicitarios para el hotel. Trabajábamos en una cadena y no estaba permitido, porque toda la comunicación y la publicidad venía centralizada. Y siempre estábamos con “nos van a pillar, nos van a pillar”.

El caso es que nos pillaron, pero claro, fue “una pillada” positiva. Desarrollé un soporte que era un pequeño formato de tarjeta desplegable para un plano. A día de hoy es muy popular, pero en el año 98 era bastante innovador. Este soporte que lanzamos llegó a manos del Director de Marketing en la central de Barceló, en Mallorca, que me llamó y me preguntó si quería trabajar en su departamento. Yo le respondí que por supuesto que sí. Miguel Ramis fue un jefe excelente. Después de medio año trabajando para él, se fue de la empresa y yo pasé a su puesto.

¿De qué forma ha cambiado tu trabajo la tecnología?

Mis primeros años en marketing turístico coinciden con el desarrollo del marketing online. Ya en 1998, trabajando para Barceló, desarrollamos un primer ecommerce, aunque era muy básico, claro. No se hablaba ni de SEO ni de SEM, ni de content marketing ni nada de lo que hablamos ahora.

Cuando empecé a trabajar por mi cuenta, en 2006, lo hice pensando en el marketing online: por primera vez, en ese año, podíamos lanzar acciones de marketing medibles. Ese fue el detonante para mi cambio. Actualmente, el 80% de mis acciones de marketing son acciones digitales.

¿Y de qué proyectos de marketing turístico te sientes especialmente orgullosa?

Estoy especialmente orgullosa de mi colaboración con el Patronato de Turismo de Gran Canaria, precisamente. En el año 2006 empezamos con campañas de Google Adwords. En aquel entonces no se quería invertir mucho en publicidad en buscadores, porque era difícil medir el retorno (al ser destino y no un hotel). Era difícil convencer a las administraciones públicas de invertir en SEM y lo hicimos y fue genial.

Otro proyecto del que me siento orgullosa es un Plan de Marketing para Fuerteventura, del que fui partícipe. También de un proyecto para Promotur de sellos turísticos.

Por otro lado, con Dunas Hotels & Resorts, cadena con la que llevo colaborando más de 8 años, También hemos lanzados dos proyectos web de bastante éxito y envergadura.

Nos gustaría hablar un poco de la isla como destino. ¿Cuál crees que es la principal ventaja de Gran Canaria?

Para mi, la gran ventaja es que en un sitio relativamente pequeño tienes prácticamente de todo. A mi me gusta mucho la naturaleza, el deporte y los exteriores y en Gran Canaria puedo disfrutar de todo tipo de vegetaciones, climatologías diferentes y posibilidades de practicar cualquier deporte. Son muy pocas cosas las que no se podrían hacer en Gran Canaria.

“De niña jugaba a tener una agencia de viajes, mi camino estaba muy claro”

¿Qué empresas turísticas de Gran Canaria crees que están haciendo las cosas de manera diferente?

Pues por ejemplo, Free Motion: empezó muy pequeño y ha ido poco a poco haciéndose un hueco. Apostaron por un segmento muy específico como el ciclismo que, hace 10 años era un segmento mucho más pequeño. Ellos han ido creciendo junto a su sector. Creo que lo han hecho bien. En el mundo de la hostelería también hay muchos ejemplos de buen hacer, por supuesto.

¿Cuál es el mayor reto de los hoteles para los próximos años?

Ahora estamos en un buen momento, porque los hoteles están llenos. El reto es la renovación de la planta hotelera que sigue sin renovarse. Para los que ya están renovados, es importante seguir trabajando en la sostenibilidad. Y en la diferenciación de producto, aunque eso ya debería ser un “clásico”.

Simple Share Buttons