Villa del Conde Hotel

María Eugenia Reyes: “Está en nuestras manos que los huéspedes se sientan en casa”

La teldense María Eugenia Reyes trabaja desde 2001 como camarera de piso en el Lopesan Villa del Conde Resort & Corallium Thalasso, resort 5* con una superficie de 56.340 m2, situado en Meloneras, al sur de Gran Canaria. María Eugenia es parte de un equipo de 130 personas que coordina la gobernanta Paca Rosa Alemán, con una subgobernanta, 8 jefas de equipo y 121 camareras de piso.

Muchas gracias por atender a #NuestroGranDestino. Las encuestas marcan que la limpieza del alojamiento es una de las claves en la valoración que hacen los turistas de sus vacaciones. Según tu experiencia, ¿los clientes valoran en un grado tan alto el cuidado de su habitación?

Sí, creo que sí lo valoran. Valoran la limpieza, y también el trato que reciben, el recibir los “buenos días”, o ver que cuando salen a pedir algo para su estancia se lo ofrezcan…. La habitación es su casa en las vacaciones. Y está en nuestras manos que ellos se sientan como en casa, porque la cama y el baño son sus espacios más íntimos durante los días que están en Gran Canaria.

 

¿Es fácil hacer equipo en un departamento de pisos compuestos por tantas personas como el de este hotel?

Claro, nos tenemos que ayudar, por el bien del trabajo y de nosotros mismos, es mejor si nos llevamos bien. Creo que es parte de lo bueno de este trabajo. El equipo humano en este hotel está unido y eso al final se refleja también en las opiniones de los clientes, que valoran positivamente al personal cuando acaba su estancia. Si estás mal con tus compañeros el trato que das no es el mismo. Es todo una cadena y esa cadena hay que cuidarla.

 

¿Y te gustaría trabajar en algún momento como jefa de equipo o gobernanta?

Pues no lo sé, la verdad, creo que eso me lo dirá el tiempo. Por el momento estoy muy bien en donde estoy.

 

¿Los huéspedes aprecian las amenities? ¿Añadirías algún producto?

Pues lo cierto es que algunos las usan todas y otros no los usan, se traen sus propios productos, sobre todo los champús. No añadiría nada más, yo creo que está bien así: las habitaciones normales tienen sus productos y las suites tienen un poquito más, pero parecen suficientes para nuestros huéspedes.

 

¿Por qué este hotel logra una valoración tan alta entre los huéspedes?

Pues porque es una gran opción para ir de vacaciones. Por todos los servicios que ofrece, desde el buffet a las piscinas. La verdad es que los clientes están siempre encantados con la comida. Creo que se llevan una impresión muy buena, porque muchos huéspedes repiten. Aquí en el hotel lo vemos a menudo.

 

Y nosotros, la gente de la isla, ¿somos conscientes de la importancia del turismo para la economía de Gran Canaria?

Sí claro, tanto yo como muchísimas más personas que conozco, “comemos” del turismo. Cualquier cosita que nos pasara aquí, como vemos que ha ocurrido en otros destinos, sería terrible. Muchas personas vivimos de esto o al menos alguien de nuestras familias, y eso nos hace valorarlo y cuidarlo.

 

¿Cuál es la mejor parte de trabajar en turismo?

Yo creo que lo más bonito es la cercanía. Ver que año tras año vuelve un cliente repetidor y que se acuerda de ti, o que recuerda que le has comentado que tienes dos hijas o que te pregunta por ellas.

 

¿Dirías que Gran Canaria es un gran destino?

Creo que sí. Por todo lo que tenemos: playa, campo… tenemos un montón de cosas que ver y, a veces, hasta nosotros mismos, que vivimos aquí, no lo vemos todo.

 

 

*Conozca el Lopesan Villa del Conde Resort & Corallium Thalasso en su sitio web.

 

Simple Share Buttons