Raquel Marcos: ‘Cool Beans es un espacio creativo diseñado para detener el tiempo’

Creatividad desatada en un negocio del centro histórico de Las Palmas de Gran Canaria. Un lugar que es varias cosas al tiempo. Es un coworking, es un café, un espacio para celebrar eventos (muy divertidos) y también una agencia de comunicación. Todo reunido con una tonelada de alegría y mucha visión para entender tendencias y captar talento. Páselo todo por batidora, sume dosis de pensamiento lateral, buena ubicación y buen humor. Como resultado Cool Beans, el proyecto de Raquel Marcos, con quien pudimos hablar de creatividad, de café del bueno y de emprendimiento.

 
Cool Beans es una agencia de comunicación, coworking y cafetería de especialidad. ¿De dónde surge la necesidad de abrir un espacio multifuncional? ¿Desde cuándo están abiertos?

La inestabilidad económica nos propició a crear un modelo de negocio multifuncional, en el que no fuese necesario depender de una sola fuente de ingresos. Buscamos crear un canal único que se retroalimentase y que nos permitiese generar beneficios desde diferentes vertientes.

Cool Beans abrió el 15 de julio de 2021, en plena pandemia, entre restricciones y mensajes de desaliento. Ha sido un proceso complejo pero muy satisfactorio; sin esfuerzo no hay recompensa, y cuando cuesta, siempre disfrutas más del resultado.

Abrimos entre restricciones pandémicas y mensajes de desaliento

 

¿En qué se diferencia tu espacio creativo de otros ya existentes en la isla?

En Gran Canaria tenemos muchos profesionales que hacen una labor maravillosa en torno a la creatividad, desde diferentes perspectivas. Nuestro espacio ofrece una programación mensual de talleres, exposiciones y actividades, como muchos de ellos. Sin embargo, la principal diferencia reside en nuestro concepto de negocio. Cool Beans está diseñado para “detener el tiempo”, te invita a reflexionar, a disfrutar de un momento para ti.

Intentamos que Cool Beans sea una experiencia, por eso, hemos diseñado cada detalle, desde la decoración de la mano de Marta Auyanet hasta el café de especialidad o los productos de kilómetro cero que nos proveen los negocios locales. Cool Beans suma y aporta al barrio, intentando dar visibilidad a jóvenes emprendedores y talento local.

 
 

 

 

 
 
 

¿Has notado que con la flexibilidad laboral y el homeoffice se ha vuelto más concurrido tu coworking? ¿Qué perfil de clientes recibes?

El coworking ha ido creciendo poquito a poco, cada vez tenemos más nómadas digitales que nos visitan. Sin embargo, todavía queda un largo camino para afianzar la comunidad. Nuestro coworking es muy íntimo, cuenta con 8 mesas independientes y acceso a nuestra exclusiva terraza. Por el momento contamos con perfiles locales que optan por el pase mensual y clientes internacionales que hacen uso del pase diario de forma ocasional.
 

 ¿Qué tipos de talleres se organizan en tu espacio? ¿Nos comentas cuáles serán los próximos?

Organizamos “saraos creativos” de todo tipo, la única temática en común es la creatividad y a partir de ésta, ofertamos una programación muy variada. Los talleres los anunciamos a través de la newsletter mensual (pueden suscribirse directamente en la web www.coooolbeans.com) y por nuestras redes sociales. Hasta el momento hemos hecho talleres de ilustración, escritura creativa, Stop Motion, chocolate, repostería, cata de café, oratoria, emprendeduría, sexualidad consciente, entre otros.

Los próximos talleres que vamos a realizar en noviembre y diciembre son de hormigón decorativo, cata de vinos, cerámica navideña y repostería vegana, ¿te vienes? 🙂

 
 

 
 

Hasta la fecha, ¿cuáles han sido los mayores retos y oportunidades de gestionar Cool Beans?

Los principales retos han sido dar a conocer el café de especialidad en una comunidad acostumbrada al café torrefacto. También ha sido un reto crear un punto de encuentro para la comunidad creativa en una zona poco frecuentada (estamos un poco escondidos). Y otro reto más, crear un espacio acogedor y propicio para todo ello. Algunas de las oportunidades han sido aprovechar nuestros productos locales y darle la relevancia que tienen en nuestro espacio, tanto para el público local como para los extranjeros.

Cool Beans suma en Vegueta dando visibilidad a jóvenes emprendedores

 
 

 
 

¿Tenías en mente la idea de emprender? En tu caso, ¿cuál fue el aliciente para dar el paso?

Siempre he tenido una mentalidad emprendedora; a los 25 años monté mi propia marca de cerveza artesanal, con la que aprendí muchísimo. Fue un proyecto intenso pero breve (duró un añito la aventura).

Más tarde, me embarqué en un proyecto de emprendeduría con unos compañeros para crear un canal de TV online, fue una aventura apasionante de casi 4 años de duración de la que saqué gran aprendizaje y muchas lecciones.

 
 

 
 

Cool Beans es mi tercer proyecto y es en el que he intentado aplicar las lecciones del pasado y mejorar en todos los aspectos. Tras trabajar durante 10 años en Madrid y Barcelona para diferentes agencias y consultoras de comunicación me di cuenta de que era el momento de volver a intentarlo pero esta vez, desde casa.

Es mi tercer emprendimiento, intenté aplicar lecciones del pasado

 
 

 
 

Desde tu punto de vista, ¿cómo ves el emprendimiento en Canarias? Y si hablamos de emprendimiento femenino, ¿qué hace falta para que más mujeres apuesten por gestionar negocios?

En Canarias hay mucho potencial y cada día hay más negocios que luchan por hacerse un hueco en el sector, pero en estos días es muy difícil emprender. No solo se hace complicado por la burocracia, los costes, y demás impedimentos comunes en toda España, sino que además, en Canarias tenemos la complicación añadida de la importación y las aduanas.

Creo que cada vez hay más emprendedoras, de hecho, el 90% de nuestros talleres son impartidos por mujeres y el 95% de las marcas que tenemos a la venta en nuestra tienda creativa pertenecen a empresarias canarias.

 

¿Qué habrías esperado que te hubieran dicho antes de abrir el negocio? ¿Y qué dirías a esas personas que quieren hacerlo?

Me hubiese encantado que me dijesen que sobre la previsión de gastos planteada inicialmente le tendría que añadir un 30% extra. El Plan de Empresa es una guía muy eficaz para iniciar un plan de ruta, pero necesitas tener un plan B para todos los imprevistos que van a ir surgiendo por el camino.

A las personas que quieran emprender les diría que “quién no arriesga, no gana”. Sentir y ver cómo va creciendo algo que has creado desde cero, es una sensación indescriptible que solo los “locos emprendedores” van a experimentar. ¡Arriésgate! Rodéate de personas que sumen y te ayuden a mantener la “chispa” viva. En todo proceso emprendedor vas a vivir en una auténtica montaña rusa de emociones, así que es muy importante elegir la compañía adecuada para que el camino sea más enriquecedor. 🙂

 
 

 

 
 
 
*Descubra todo sobre Cool Beans en su cuenta Instagram
**Conozca el trabajo de diseño de Marta Auyanet.
 
Cool Beans está en Calle Audiencia 7, Vegueta . Las Palmas de Gran Canaria.


 
 
Edición, texto: Elena Castellano
Reportaje gráfico: Bea Rivero

 
 
 

EMPRÉNDELE

Siga aquí el post de Elena Castellano