Visitamos ‘Antico Caffé’, la ventana más dulce y famosa de Vegueta

A veces las familias no comparten apellido, ni tienen la misma sangre, ni siquiera han nacido en el mismo lugar del planeta, y así lo defiende Massimo Melito, que desde hace 12 años gestiona el Antico Caffé, una esquina italiana en el centro neurálgico de Las Palmas de Gran Canaria. Un café en el itinerario histórico de la ciudad, que triunfa dentro y fuera de Internet, porque en los dos mundos abre una ventana de optimismo y buen humor.

No hace falta ser de la zona para darse cuenta de que en este lugar emblemático del barrio de Vegueta todos son una familia, que se ve cada día, que disfruta de un café o un helado juntos, que se saludan con cariño y se comparten sonrisas en esos momentos de pausa que les regala su jornada laboral.

El secreto de esta esquina es que casi parece un hogar, un lugar de encuentro, de descanso entre jornadas de oficina, un sitio donde degustar un buen café y tomar un dulce, que sabe a Italia. Para Massimo, el café es una de las claves de este local, “hay gente que no le da importancia a un buen café, pero te revitaliza, te llena de energía y con un buen café, de calidad, el día pasa mejor”.

Sus clientes lo saben bien, aunque en Antico Café la energía arrolladora de Massimo es seguro una parte de la receta revitalizante. “Yo suelo ver siempre el vaso más que lleno, a rebosar”, bromea, mientras devuelve saludos y sonrisas a los clientes que van entrando al local.

 
 
 


 
 
Su equipo mantiene un ritmo frenético entre bromas, con un ambiente familiar que comparten músicos, embajadores, actores y directores de cine, empresarios, funcionarios, guías turísticos y clientes de la zona y llegados de la otra punta del mundo.

“Es bonito cuando todo el mundo se conoce” y el ambiente “hace mucho”. Para Massimo, él y su equipo han logrado crear “un punto de encuentro”, y se le nota en sus palabras que le enorgullece haberlo conseguido.

Es bonito cuando todo el mundo se conoce

 
 

 

 
 
 
No todos toman café, hay quienes no se pueden resistir a la tentación helada hecha especialmente para ellos. La tradición del sur de Italia vive en sus helados artesanos, y eso ya es garantía de éxito, asegura Massimo, que se decanta por los sabores clásicos, de toda la vida.

Con buen café, de calidad, el día pasa mejor

 

 

 
 

Dos de sus clientas más jóvenes se acercan a la vitrina con los ojos brillantes, de puntillas y con sus pequeñas manos van posando los dedos por cada uno de los sabores que ofrece Antico Caffé. Massimo al otro lado de la barra las consiente, “son mis clientas favoritas”, les dice mientras pica un ojo, y es que como en todas las familias hay personas de todas las edades. Los dibujos infantiles de la puerta, que Massimo enseña satisfecho tras la cristalera, verifican la teoría.

Este rincón se define por una dulzura dentro y fuera del local, y es que cuando a Massimo le preguntas por su producto favorito la vista se le va hacia el mostrador de repostería. Es tradición, asegura, es auténtica pastelería italiana hecha con amor por uno de los cocineros que lleva con él desde el principio de esta aventura. “Él se encarga de la repostería, lo que le gusta, y es el mejor”, dice con seguridad.

Este rincón se define por una dulzura dentro y fuera del local

 
 

 

 
 

La ‘coda di aragosta’ o cola de langosta, con crema chantilly o pistacho, cruasanes y napolitanas hechas a mano, y las tartaletas son solo algunos ejemplos. “Ves la fruta cortada así y ¿quién puede resistirse?”, dice entre risas. Para los amantes del salado, Antico Caffé también tiene su especialidad, el bocadillo de la casa “con mozzarella de verdad”, confiesa un cliente mientras se chupa los dedos, es “espectacular”.

Con la pandemia pasaron tiempos difíciles, un “susto”, como lo define, “pero eso ya pasó. Lo perdido, perdido está”, expresa Massimo, siempre optimista. “Nos reinventamos con desayunos a domicilio y cuando volvimos a abrir las puertas se llenó”, confiesa. Está lleno desde entonces, agradece. “Poquito a poco hemos creado esta realidad”, y la aventura salió bien, aunque no estaba del todo planeada. “Vine a una boda de una amiga y me gustó mucho la ciudad, me propuso abrir el local y no dudé demasiado”, confiesa. Fue una “buena casualidad”.

Poquito a poco hemos creado esta realidad

Massimo es un hombre de mundo, ha vivido en varias ciudades, Londres, Escocia, Malta… y en varios continentes. También es una persona arriesgada y que vive con positividad cada reto que se le pone por delante. Italia es Italia, pero en Las Palmas de Gran Canaria se siente en casa. “Es una ciudad ni demasiado grande ni demasiado pequeña, perfecta”, asegura.

 
 

 
 
 
Todo el mundo conoce este local por algo más que sus dulces y sus helados, el icono de Antico Caffé son sus ventanas, seña de identidad en redes sociales. A la ventana de este rincón italiano de la ciudad se han asomado cocineros, estrellas del teatro, amigos, vecinos, carnavaleros, jugadores de fútbol, diplomáticos, parejas y familias completas. Hace unos meses pasó a por un café el mismísimo Ben Affleck, acompañado de la “belisima” Jennifer López, recuerda.

“La vi pasar y pensé, yo conozco a esta chica”, rememora Massimo, mientras confiesa que son una pareja espectacular, amable, y muy educada. “Nos quedamos todos boquiabiertos al ver cómo en la ventaba estaban ellos, en persona, en vivo y en directo”. Le sirvió un expreso a Ben Affleck, y tras probarlo pidió un cappuccino, un cappuccino ¡para Jennifer López!”.
 

 
 

 
 
 
Con motivo del rodaje de ‘The Mother’ en el Gabinete Literario la popularidad de este local se disparó. Aún así él trata a todos sus clientes como si fuesen estrellas, y a veces les regala su nombre escrito en un café, un detalle que siempre devuelve una sonrisa. “Como yo les quiero, ellos me quieren a mí también”, se encoge de hombros y se ríe. La alegría de Massimo es de ida y vuelta.

Massimo trata a todos los clientes como si fuesen estrellas

 
 

 

 

 
 
—–

*Conozca ‘Antico Caffé’ en la calle Obispo Codina, nº 5. A sólo dos pasos de la Catedral, en Vegueta. Las Palmas de Gran Canaria.

**¡No se pierda ‘La ventana del Antico‘ en Instagram! Probablemente, el mejor perfil en redes sociales de un negocio de hostelería en la isla.
 

 
 

 
 
—–

Edición -Texto: Laura Bautista /
Fotografía: Arcadio Suárez + Imágenes de Antico Caffé en Instagram