Restaurante Midway: 36 años del ‘lugar de la tortilla’, fiel tradición en Triana

Miri Cavero se sienta en la barra del negocio que mima desde hace 36 años. Todos los clientes que pasan por su lado la saludan, le dedican unas palabras amables, alguna broma. Ella responde sonriendo bajo la mascarilla en una relación que casi parece familiar. Pero es que cuando tratas un negocio como un hijo, con esmero y cariño, la familia se crea alrededor. Estamos en el restaurante Midway, en Domingo J. Navarro, inicio del recorrido común que arranca en Triana y lleva a Vegueta, el eje histórico de la capital grancanaria.

“Hemos hecho una clientela encantadora”, celebra Miri, “son casi siempre los mismos, gente que trabaja por aquí, de oficinas y comercios”. El desayuno es la hora más fuerte, también el almuerzo, y es que sus comensales siempre regresan, y eso es buena señal.

Sentarse con ella es una clase de cocina casera exprés, por su pasión contagiosa por la gastronomía y por su trabajo. Los proveedores son siempre de confianza, y cuando pueden traen ingredientes de León para sorprender con un cocido maragato.

Miri Cavero viajó a Gran Canaria en su viaje de novios, en el que se enamoró para siempre de la isla. Poco después de esta visita, ya organizó maletas para irse a vivir a un lugar que le había dejado huella, y en tres años echaba a andar el Restaurante Midway, siempre en la zona comercial de Triana. Miri no pensó en dedicarse a la hostelería, pero a su socio le hacía tanta ilusión que “al final me involucré” dice entre risas encogiéndose de hombros. Hoy, tras 36 años de oficio, no se ve trabajando en ningún otro lugar.

 

 
 

En las cocinas del Midway, esta cocinera leonesa hace de las recetas de su familia y su buena mano una carta con identidad propia. “Tuve que estudiar el mercado, ver qué le gustaba a la gente e ir eligiendo la variedad de platos” de esencia peninsular pero con alma canaria. “Son todo creaciones propias”, explica con orgullo, y mientras mira de reojo a su socio (Ramón Bersiano Alonso) y a su hijo (Ramón Bersiano Cavero) bromea: “tengo buenos probadores”.

En un principio, recuerda, “fueron muchas horas para encarrilarlo” y crear esa cocina tradicional, casera, “fusionada entre las recetas de casa y mis ideas”. En casa de Miri “siempre se cocinó muy bien”. Mientras en León apostaban por el vino, los canarios consumen más cerveza, platos más ligeros y con sabor propio. Ha sido un trabajo de tiempo, “de ir probando y estudiando hasta que me hice a mí misma”. Aunque el gusto por comer bien es universal, para Miri “el clima lo hace todo”.

Ofrecemos productos e ingredientes de cercanía, frescos y sanos

Ella se levanta muy temprano para ir personalmente a comprar los ingredientes que dan vida a la cocina, y lo hace así porque “a este negocio lo cuidamos al detalle”, asegura, y ese sigue siendo hoy el secreto de su éxito. “No vamos a hacernos ricos así”, confiesa, pero con los productos frescos y de calidad es como todo sale a su gusto, y al de los clientes.

El esmero, el cariño y la dedicación son seña de identidad de este local del barrio histórico de Triana, donde cada comensal sale contento, esa es la mayor satisfacción de Miri. “Son clientes fieles” y con los años “como de la familia”, y es por eso por lo que se preocupa de que “coman bien, fresco, sano y con productos e ingredientes de cercanía”. Los trata como hijos, y es este trato es lo que hace que cada cliente que llega salude afectuoso con una sonrisa al personal. Es un oficio agotador, confiesa Miri, pero vale la pena.

 
 

 

 

 
 

Su plato estrella es la tortilla, porque hasta ella misma asegura que “es deliciosa”, aunque no es el único. Ella se decanta por la ensaladilla, las empanadas, las albóndigas “solo de carne de ternera fresca”, apunta. En la carta hay platos ligeros pensados en quien usa el Midway como lugar de escala entre reunión y reunión, con una carta fija en la que hay platos que “siempre tienen que estar” y creaciones que determina el producto de temporada.

Un carpaccio de calabacín, unas berenjenas rellenas o un salmorejo para evadir el calor son ejemplo de algunas de las propuestas que escriben en la pizarra cada día y que depende de la época del año.

Ensaladilla, empanadas, albóndigas, salmorejo, hay platos que tienen que estar

Miri añade a su cocina productos de cercanía, porque son “fundamentales”, asegura, como el berro, el gofio y la carne “siempre del país”. La tortilla está buena pero es así por la papa canaria, que es “riquísima”, afirma.

Su apuesta por el kilómetro cero y por lo fresco es algo que el Midway lleva en el ADN y que cada vez más piden los clientes. Para Miri, el producto, el cuidado, el esmero y la atención son la fórmula para que el Midway abra sus puertas cada día y llene todas sus mesas. No hay secretos, es cocina casera en su máxima expresión. A veces lo sencillo gana, siempre que se le dé una buena dosis de corazón.

 
 

 

 

 

 

 
 

«Somos muy perfeccionistas”, asegura Miri, pero para ella es imposible no serlo. “Este es un negocio que hemos creado desde cero». Nacieron con “la ilusión de empezar algo nuevo”, y después de 36 años mantienen la misma energía. “Se superaron muchas dificultades, los principios son duros, y aún estamos resurgiendo de la pandemia, pero el Midway es nuestro modo de vida y hay que tirar adelante”.

Subir la persiana cada día es muestra de que aguantan cualquier contingencia. “Mientras aguantemos seguiremos aquí, nos va bien y eso es mucho”, expresa con orgullo. “El sitio de la tortilla desde 1985”, versa el letrero, pero Miri Cavero apunta que un café y una rosquilla casera tampoco falla nunca como apuesta favorita para los golosos.

Es un oficio agotador, pero vale la pena

 
—–

*Cafetería Restaurante Midway, empresa asociada a Zona Comercial Triana
En Domingo J. Navarro 9, Las Palmas de Gran Canaria. / 928 363 774
**Página en Facebook de ‘Restaurante Midway
 

—–
Texto: Laura Bautista
/ Fotografía: Arcadio Suárez