Hablamos de Wellness y de turismo de Salud con Arantza Izcoa

Arantza Izcoa Reina es Spa & Sport Manager de Sheraton Hotels en Gran Canaria. Graduada en Turismo por la ULPGC y Máster en Administración y Dirección de Empresas Hoteleras por el IDDA, la carrera profesional de Arantza siempre estuvo unida a un sector, el turismo de salud y bienestar, que se ha ido afianzando fuertemente en la isla en los últimos años. De su sector hablamos con ella.

 

La ubicación de ‘Sheraton Gran Canaria Salobre Golf Resort’ favorece claramente un modelo de estancia de desconexión y descanso. Disponer de un entorno así, ¿en qué medida favorece el éxito de los centros de Wellness?

Sí, es cierto que el entorno influye muchísimo en el éxito de los centros wellness, porque el cliente respira por todos lados esa sensación de desconexión. Y eso incita a acercarse al centro a darse un masaje o una sesión de Spa. Aunque ya de por sí el hecho de que los huéspedes estén de vacaciones, y más concretamente, por el tipo de perfil de turista que nos viene a las Islas, en busca de relax, sol y playa, todo eso al final nos favorece mucho.

 

¿Qué portfolio de servicios ofrece para las próximas temporadas Aloe Wellness?

Ofertar novedades cada año o incluso cada temporada es muy importante. No sólo para los clientes sino también para la motivación del propio personal del Spa. Este año nuestro objetivo es acercarnos más al cliente que practica golf en el Resort. Y es por ello que vamos a ofrecer servicio de osteopatía y de vendajes neurofuncional. Además este año hemos incorporado dos nuevos tratamientos en la carta: La Experiencia Frutal de manzana verde y canela y la Chocolaterapia de chocolate blanco.

 

¿Qué perfil de cliente tiene un centro Wellness? ¿Es un producto orientado sólo a público femenino?

No, no realmente. A los circuitos spa, talasoterapias o balnearios vienen tanto hombres como mujeres, casi por igual. Incluso los masajes diría que están muy equiparados. Los tratamientos faciales sí continúan siendo más demandados por las mujeres, alrededor del 80%, así como las manicuras y pedicuras.

 

¿La oferta wellness puede ser palanca de decisión del viaje a Gran Canaria, por sí misma? ¿O se percibe más como un elemento de calidad del servicio hotelero?

Los primeros turistas que viajaban a la isla en los años 70 sí venían atraídos por la oferta wellness y de salud. Viajaban siguiendo el consejo de su médico, por problemas en su mayoría reumáticos y respiratorios. Gran Canaria les ofrecía no sólo el buen clima primaveral y la pureza del aire, sino diversos centros. Desde balnearios como Los Berrazales o como el centro helioterápico en Maspalomas.

Hoy la palanca de decisión principal es claramente el sol y la playa. Lo demás son elementos de calidad que ofrecemos en la isla. Pero sin lugar a dudas la oferta Wellness en los alojamientos sí que influye en la toma de decisión del cliente. Es algo corroborado por las encuestas.

 

¿Cuáles son las fortalezas de nuestra isla como marca de salud? Obviamente el buen clima ayuda, pero quizás no sea el único factor de éxito

También el mar, como fuente de minerales y oligoelementos. Y el aire puro sin apenas contaminación gracias a los vientos alisios. También la buena energía que desprende nuestra isla volcánica y luego, los magníficos centros Wellness y Talasoterapia que tenemos en Gran Canaria. Además, nuestra gastronomía es otra fortaleza a tener en cuenta y los alojamientos ofrecen, cada vez más, comidas saludables para los huéspedes.

 

¿Cuáles son las últimas tendencias en tu sector? ¿Qué tratamientos nuevos empiezan a popularizarse?

La tendencia hoy es la fusión de los deportes y las actividades holísticas con los centros wellness. También se percibe que todo se está mezclando, incluso las diferentes técnicas de masajes entre sí. Ya es normal ver dentro de los spas alcohol, golosinas o tratamientos médicos estéticos, cuando antes era inconcebible. Aunque, en realidad, es la filosofía Wellness la que inunda ya de pleno nuestras vidas, en cada rincón. Lo puedes ver en los gimnasios o incluso en lugares que antes nunca se creería, como por ejemplo en clínicas dentales.

 

La práctica del yoga parece muy en auge, empieza a ser parte de las facilities de muchos hoteles, no sólo en establecimientos con servicios wellness. ¿Ves en su popularización algo más que una tendencia pasajera, un cambio en los intereses del cliente?

Sí, creo que el estrés y la forma de vida de hoy en día viene generando un cambio profundo a nivel emocional en las personas. La gente busca llenarse espiritualmente, cada vez más. Y es precisamente a través de la práctica del yoga donde más se puede sentir ese cambio. Creo que no va a ser una tendencia pasajera, pero que evolucionará y se fusionará con otras terapias.

 

 

Con el porfolio de centros wellness tan amplio de la isla, ¿cabría espacio para establecimientos especializados, tipo Clínica Buchinguer de Marbella o similar? ¿Ves aquí un nicho sin explotar en Gran Canaria?

Sí, creo además que es necesario. Hay un segmento de mercado que lo demanda. En mi opinión, se debería tender a diferenciar bien los negocios y especializarnos cada uno en algo específico. Si se trata de un spa, los tratamientos han de ir muy enfocados al relax, la prevención y el alivio de determinados problemas. Una talasoterapia o un balneario pueden ir en cambio más allá, con un médico que supervise los tratamientos paliativos. Y luego ya están los centros médicos-estéticos, que se enfocan en ofertar curas adelgazantes o infiltraciones, pero en un entorno que evoca a un spa y que invita a la desconexión y al descanso

 

Otro producto afín al Wellness, el Turismo Deportivo, crece enormemente en los últimos años, en todo el Archipiélago. ¿Qué fórmulas se podrían crear para enlazar mejor esas dos opciones de vacaciones?

La Santa Sport en Lanzarote lo hace muy bien. Combina a la perfección un entorno deportivo con un centro wellness enfocado a las necesidades de sus huéspedes. En el Sheraton Gran Canaria Salobre Golf & Resort también intentamos combinar el golf con el wellness y llevamos a cada rincón del Resort estos dos conceptos. Al final la clave siempre está en conocer bien las necesidades de cada cliente e intentar hacer atractiva tu oferta.

 

Nuestra última pregunta, de índole personal. ¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión? ¿Por qué elegiste dedicarte al sector turístico?

Siempre me ha hecho feliz hacer que los demás disfruten en sus vacaciones, que se sientan felices, que vivan experiencias distintas. Y si es conociendo nuestra cultura, mejor que mejor. Si añades encima que trabajo en el mundo wellness, la satisfacción es mayor porque los clientes salen muy relajados y con una gran sonrisa.

Y aparte de eso, el turismo es un sector que evoluciona constantemente, vienen clientes de distintas nacionalidades, sus gustos cambian  y tienes que cambiar con ellos, adaptarte rápidamente. Siempre hay cambios, así que nunca nos aburrimos :=)

 

 

*Conozca la oferta del Centro Aloe Wellness en la Web de Salobre Golf & Resort Gran Canaria

 

**Fotografía: Bea Rivero

 

Simple Share Buttons