Bohemia Suites & Spa: cultura del detalle y espíritu canalla para un hotel ‘poco convencional’

Bohemia Suites & Spa es un hotel ‘muy poco convencional’ que no busca parecerse a ninguno y al que cualquier molde le queda pequeño. Fresco, atrevido y creativo, este hotel cinco estrellas de Playa del Inglés se mueve en un huracán de energía, con un carácter cosmopolita, moderno y un poco ‘canalla’. “Fue un flechazo”, reconoce Fernando Calvo Rubio, el director general del hotel en España y también director de la empresa que lo gestiona, al que la vida le llevó sin esperarlo a este rincón cálido de Canarias.

Fernando, natural de Barcelona pero criado en Madrid, ha vivido en muchos países del mundo, pero tras casi diez años en Gran Canaria, asegura que es el primer destino en el que echa raíces. “Antes de estar aquí viví siete años en Turquía, también en Rusia y en aquel momento estaba en Kazajistán” con un proyecto ambicioso en uno de los países con el clima más extremo, que coincidió con el nacimiento de su segundo hijo. “La directora que estaba en este hotel quería regresar a Madrid y me propuso el proyecto” en un momento en el que todo encajó. “Cogí un vuelo a Mallorca y me reuní con la propiedad, conectamos”.

Querían crear en este hotel, que en aquel momento acababa de abrir, la idea que tenía Fernando en su cabeza, y sin pensarlo demasiado, “me vine para acá”. Era noviembre de 2014.

Desde entonces ha vivido una trayectoria de casi diez años donde ha hecho del Bohemia Suites & Spa parte de su propia casa, y donde, junto a su equipo, han logrado hacer realidad ese sueño “a nuestra manera”.

 
 

 
 

Fernando Calvo explica que Bohemia Suites & Spa es “un producto de éxito donde nos lo pasamos bien trabajando”, porque el objetivo es compartido, “tratamos de hacer feliz a la gente, ofreciendo experiencias, un servicio diferente”, para llevar “una filosofía hasta el extremo, en cada detalle” que es “abrir nuestras puertas para ser los mejores anfitriones, como cuando invitas a tu mejor amigo/a a casa”.

Con una jerarquía horizontal, con un trabajo en equipo sólido y con la autonomía y la confianza en su gente, este hotel “es muy cercano, y a la vez muy profesional”. Este cinco estrellas sigue “un tipo de lujo que hoy en día va a más”, asegura Fernando, “para ser un estilo de vida”.

Este es un producto de éxito donde lo pasamos bien trabajando

Para el director del Bohemia Suites & Spa, el nuevo lujo está en “en el slow traveling, disfrutar de otra manera, vivir el momento, sin prisas, en un ambiente relajado”. Esta manera de vivir lo inunda todo en un hotel con unas vistas que cortan el aliento, arropado en densos jardines, en un ambiente que es refugio de paz, salpicado de arte, de personalidad y de un carácter desenfadado que atrapa al instante.

“Huéspedes que viajan solos, empresarios/as, personas que disfrutan de su tiempo de ocio mientras teletrabajan, gente joven, cosmopolita, y también un perfil maduro que ama viajar, y que no solo busca el sol de invierno, sino maximizar su salud tanto física como mental, que viene a descansar y a disfrutar de las instalaciones del hotel”.

 
 

 

 

 

 
 
 
El perfil variado de Bohemia es todo un reto. “Más de un 35% de los clientes son repetidores, algunos vienen una vez al año, pero otros vienen hasta tres veces en periodos de descanso y vacaciones”.

El 35% de nuestros clientes son repetidores

Bohemia apuesta por el turismo de salud, que va más allá de ir a un spa, ya que se adapta a las necesidades de cada huésped para “ofrecer un servicio que no existía” en Playa del Inglés, porque tal y como lo define Fernando “es un hotel muy atípico dentro de un destino muy típico de playa”, que vive de los detalles.

En Bohemia Suites & Spa han sido pioneros en tomar un rumbo claro de personalización, de atención al detalle, adelantándose al cliente gracias a muchos años de trabajo en análisis de datos y perfiles, un sector en el que empezaron antes que nadie y que les ha permitido llevar el trato al huésped a su máxima expresión.

“No pretendo que la gente sea como yo, y creo que el éxito está ahí”, en adaptarse, y que cuando el visitante llega se sorprenda. “Estoy constantemente dando vueltas a la cabeza sobre qué podemos hacer, qué concepto cabe abrir o trabajar” para avanzar en un hotel que no busca encajar en el modelo tradicional. “La cama es el centro de la habitación, y todo gira en torno a ella, buscando siempre la mejor vista posible hacia el mar y hacia las dunas”, asegura Fernando Calvo, que se confiesa “creativo por naturaleza” y una persona “echada para adelante”. Y como él es este hotel.

 
 

 

 
 

“Todos los espacios son multifuncionales, las habitaciones son hogar de piezas de diseño, bajo la filosofía Feng Shui” para crear zonas que sean “impactantes, que tienen buena energía, buenas vibraciones”.

Si al cliente le gusta el capuchino “le daremos la bienvenida con el mejor capuchino que sabemos preparar”, y si duerme por un lado de la cama el servicio de cama se adaptará a sus hábitos, con carta de almohadas, con un minibar personalizado, y donde cada huésped elige cómo distribuir su media pensión y que hace el checkin en la piscina o en el bar, sin pasar por recepción. “Si sabemos que usa un perfume concreto le sorprendemos con él en la habitación”, porque son esos detalles los que marcan la diferencia, afirma. Para Fernando y su equipo es un mantra, y una apuesta en la que creen sin fisuras.

Aquí todos los espacios son multifuncionales

“Tú puedes decidir si tienes un producto diferente, y solo así eres el dueño de tus decisiones”, porque cuando tienes un producto muy parecido a los demás, en un 90% igual a otro “hay solamente un 10% de diferenciación y navegas contra una competencia fuerte”, pero “si solo tú ofreces algo, tú marcas el precio y el nivel”, y tienes en la mano el poder de mejorarlo. “La propiedad quería que hiciéramos cosas poco convencionales” y así es Bohemia Suites & Spa, “un hotel de “filosofía diferenciada”, creativa y donde arriesgar. “Mejor pedir perdón que pedir permiso” bromea, que cree que las cosas mejoran a base de probar, equivocarse y acertar en un hotel que es puro dinamismo.

 
 
 

 
 

Gran Canaria, donde echar raíces

Cuando estás tanto tiempo viviendo como nómada, en hoteles y apartamentos, “estás siempre con la maleta, a veces incluso puedes verla”, y en Gran Canaria, Fernando y su familia han echado raíces por primera vez. “Tenemos el mejor destino del mundo, y en eso no hay debate posible”. Esa base, “ya está”, el resto “es cuestión de crearlo, y aunque vamos un poco lentos en el sector turístico, se están dando pasos».

Gran Canaria es su buen clima, pero esa no es su única virtud. “He tenido la gran suerte de vivir en muchos sitios y de trabajar en muchos destinos y no tengo duda, tenemos el mejor destino turístico del mundo, lo tenemos y nadie nos puede robar eso”. Es “la cercanía con países emisores, las infraestructuras que tenemos y las que podríamos tener, la diversificación que se podría conseguir si todos caminamos de la mano” porque esta isla “no tiene nada que envidiar a nadie y desde ese punto de partida privilegiado podríamos hacer lo que quisiéramos”.

Esta isla no tiene nada que envidiar a nadie

Bohemia ha logrado “que 80 habitaciones generen probablemente lo que 300 habitaciones de otro hotel” y ese es el futuro, menos es más. Para Fernando Calvo, Bohemia Suites & Spa “ha sabido crear un producto y atraer un perfil de turista que está dispuesto a pagar y con el que podemos hacer lo mejor a nivel turístico”, porque para él, “la población está dispuesta a pagar más… y para muestra, un botón”.

Tras décadas como nómada, Fernando ha dado con la horma para su zapato, un lugar donde confiesa que está “siempre motivado y contento” donde “me siento bien y eso me hace sentir feliz”, porque para él, si no, no tiene sentido. Estar trabajando “ocho o diez horas en un sitio sintiéndote mal no es una opción, se te va un tercio de tu vida o más siendo infeliz”. Recalca que “trabajo como me gusta y con gente a la que le gusta”, sin ser estáticos “para dejarnos llevar”.

Hoy “estamos aquí y el día de mañana no lo sé, porque a lo mejor la vida te lleva por otro camino”, apunta, en una filosofía que le ha trasmitido a sus hijos y a su equipo, al que busca formar “en capacidades y cualidades que les sirvan más allá del trabajo” porque este trabajo “debe ser flexible, permitirte vivir tu vida, y trabajar en un hotel te da herramientas para ello”.

 
 

 
 

Colorido, atrevido, poco convencional, como él y el personal. “No buscamos un perfil determinado para trabajar aquí, al contrario, buscamos un poco de todo para que haya equilibrio”, y que todo el mundo se sienta en casa.

Aunque el hotel está lleno de rincones con encanto, camas balinesas envueltas entre árboles, un restaurante que se asoma a las dunas en 360 grados de vistas, a Fernando el lugar que más le gusta es “el laboratorio”, como él lo llama, “donde nacen las ideas” y donde todo el equipo aporta y debate sobre cómo transformar un negocio que está vivo, en constante evolución, y un espacio donde late el alma de Bohemia Suites & Spa, que no es perfecto ni pretende serlo, porque su magia está, precisamente, en ser único.

 
 

*Conozca todo sobre Bohemia Suites & Spa
 
 
**Texto: Laura Bautista Lesmes.
**Fotografía: Arcadio Suárez.