Un negocio para nómadas digitales que impulsa la recuperación de un barrio: el caso de Coolivingc

Carlos Alberto Rossi, Moisés González y Juan Andrés Díaz son los emprendedores tras Coolivingc. Un lugar para vivir y trabajar en el centro de la capital grancanaria, con todos los servicios que demandan los nómadas digitales y los teletrabajadores en remoto. Nos acercamos a conocer el negocio, que guarda una singularidad mayor al ubicarse cerca de un área que deja atrás viejos problemas sociales. Coolivingc se ha convertido en un alojamiento turístico reactivador para su entorno, aportando un efecto de cambio positivo en la mejora de imagen y el día a día del barrio.

¿Cuándo deciden emprender y lanzarse a crear Coolivingc?

Carlos Alberto Rossi: El proyecto nace de la unión de dos empresarios locales y un empresario extranjero. Una buena combinación, porque se necesita la base local para poner la idea en práctica, aterrizarla sobre el mercado. Yo estaba interesado en un tipo de inversión no convencional. Empecé a buscar tras llegar a la isla en 2017. En el 2018 nos conocimos y empezamos a elaborar este proyecto juntos. Presenté una idea inicial, mis socios modificaron todo lo que necesitaba ser modificado, pusieron su toque e invertimos en reformar el edificio, en muebles, en poner en marcha la estructura.

Nos gustaba la inversión por ser algo diferente. Juan Andrés y Moisés perseguían diversificar -son empresarios con intereses distintos en el norte de la isla-, pero a los tres nos unía la idea de entrar en el turismo con un proyecto que no fuera más de lo mismo. Ese fue el punto de conjunción. Encontramos una idea común, vimos que podíamos hacer esto, organizar lo otro así, etc. Y empezamos una pequeña odisea, con el tema de los permisos, la reforma etc…

Fue complejo, aunque realmente no tuvimos problema en el Ayuntamiento ni cualquier otra administración. Obtuvimos los permisos. Contratamos los seguros necesarios, inclusive seguros de salud para los clientes. Y abrimos, apuntando a 2 sectores: orientados al cliente que contrata para venir a un coliving. Y luego, fundamentalmente, al sector de los nómadas digitales y los trabajadores remotos. Ese público es el objetivo principal del proyecto.

En 2018 nos conocimos y empezamos a idear nuestro proyecto

 

 

 

 

 

¿Cómo contactan normalmente con sus clientes? ¿Cómo llegan a ellos?

Carlos: Inicialmente Booking.com es un facturable, parte importante. Pero en el período inicial. Hasta que empiezas a promover tu negocio, y comienzas a obtener resultados positivos y buena recomendación en el sector de los nómadas digitales. Sobre todo moviéndote en redes sociales.

Las reservas via Booking, por otro lado, te permiten sostenerte y mantener gastos en períodos en que los nómadas marchan a casa, en diciembre, para luego retomar la actividad normal cuando empiezan a retornar, en enero, febrero…

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by CoolivingC (@coolivingc)

 

Entonces la recomendación del cliente es la base para comercializar..

Carlos: Sí, es la base para ganar nuevos clientes. Pero tampoco buscamos captarlos desde aquí. La idea no es quedarnos esperando, es salir a buscar, presentar mi estructura fuera, para que la conozcan en este sector específico y amplio. Y que no incluye sólo al nómada digital. También a empresas que deslocalizan plantillas. Por ejemplo ahora, tenemos el 2º y el 3º piso completamente ocupados por grupos, de la misma empresa. Son profesionales que desarrollan software. Ese tipo de cliente, ¿para qué va a estar en invierno en Italia cuando puede estar aquí?

Debemos salir fuera a buscar al cliente

Es por eso que presentamos nuestra estructura fuera. Tenemos una presentación a fin de mes con la Cámara de Comercio de Milán ( yo soy italo-argentino), y otra pronto a la Cámara de Comercio de Berlín, para dar a conocer nuestra oferta entre empresas que deslocalizan personal por todo el mundo. Si piensas una palabra que pueda sintetizar la situación que vivimos seguro que sería ‘incertidumbre’. Pues aquí ocurre igual. Uno puede proponerse un proyecto, pero debe estar preparado para cambiar e irlo adaptándolo. Eso forma parte de la aventura de emprender…

 

¿Qué aspectos de Las Palmas de Gran Canaria llegan a interesar al profesional o al viajero que trabaja en remoto? ¿Qué fortalezas tiene la capital como ‘destino nómada’?

– Juan Andrés Díaz: La mayor fortaleza creo que sigue siendo el clima. Veo también que los nómadas digitales valoran encontrar aquí los mismos niveles sociales de cualquier otra ciudad europea. A efectos prácticos, no hallan grandes diferencias entre vivir en Canarias o en cualquier otra ciudad de la Unión Europea.

Los teletrabajadores valoran estar en territorio de la Unión Europea

Sí, somos un territorio lejano, ultraperiférico, pero tampoco creo que encuentres gran diferencia en ese sentido entre Gran Canaria o Madrid o Barcelona. Al final se trata de vivir en territorio del entorno de la Unión Europea. Se trata de seguridad…

Hay también otras fortalezas, seguro. Las Palmas de Gran Canaria ofrece un abanico amplio de cosas que hacer. Y contamos con buena tecnología. El nómada digital encuentra aquí fibra óptica con la misma calidad que en muchas otras ciudades españolas. O incluso te diría que con mejor calidad.

Luego también valoran que la conectividad es buena. Contamos con un buen aeropuerto y con muchas conexiones y vuelos internacionales. En fin, creo que estamos bien conectados, a todos los niveles….

 

Carlos: Creo que esto tiene también otros dos aspectos, más allá de que pueda crear que estamos 20 años atrás con respecto a otras ciudades en urbanismo o desarrollo tecnológico. Pero Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad europea. Ahí no hay discusión. Es así, una ciudad europea. Y eso a la postre es lo que da tranquilidad al cliente.

Ser ciudad europea da tranquilidad al cliente

Pongo un ejemplo, una cliente de Barcelona. Iba y venía, viajaba por distintos lugares. Recuerdo haber hablado de esto con ella y contaba «mira, aquí me siento tranquila, estoy en Europa pero si quiero desde aquí me voy a África, y se comienza a hacer todo un viaje..» Pues conseguir eso, que Gran Canaria o Tenerife o cualquiera de las islas sean requeridas y sean un punto de pasaje, pues no depende de nadie más que de nosotros. De lo que logremos desarrollar para proponer al cliente como servicio. Si no trabajamos por ahí, al final todo será más de lo mismo. Piensa también que la imagen típica que se tiene del nómada digital como de persona bohemia etc, pues está realmente distorsionada. Porque el nómada digital puede ser una empresaria, un profesional autónomo…

La imagen que se tiene del nómada digital está distorsionada

– Moisés González: Sí, es verdad, y al hilo de eso, creo que aquí también hemos visto un cambio en la promoción que se difunde desde las instituciones. Antes veíamos que la promoción turística de las islas era siempre playa, playa y más playa. Y ahora se le saca mayor partido a otros recursos, como nuestra oferta de servicios o la promoción de la calidad profesional de las personas. Y sí, claro que tenemos diferencias con otras ciudades europeas en cuanto a infraestructuras y servicios. Pero también es verdad que estamos geográficamente donde estamos, junto a África. Y quizás somos la mejor zona de África para ir de vacaciones. Con infraestructura sanitaria, tecnologías, telecomunicaciones, en fin, con seguridad, un marco jurídico estable para todo aquel que quiera implantarse aquí.

Canarias ofrece un marco estable para implantarse aquí

Carlos: Por poner otro ejemplo, ofrecemos a los clientes asesoría fiscal. Tenemos un asesor que nos ayuda con el negocio. Pues cuando un cliente adelanta que necesita asesoramiento fiscal lo remitimos a nuestro propio asesor, que habla perfecto inglés y realiza el primer contacto por videoconferencia, con alguien que ahora también será su cliente.

Es un ejemplo para explicar que la idea no es sólo traer viajeros por períodos breves, sino también gente que se pueda radicar aquí, y contribuir en Canarias.

Si atraigo gente que genere economía local, también voy a ganar, porque podremos ofrecer mejores servicios. Es el punto de cambio.

Hoy, cuando lleguen nuestros próximos clientes, irán al restaurante o al supermercado que recomendamos, a comprar por la zona.

 

Si atraigo gente que genera economía local, ganamos todos

Los vecinos de hecho nos han felicitado. Estaban preocupados cuando empezamos con la reforma, no sabían qué negocio traíamos, pensaban que abriríamos más de lo mismo y sin embargo encontraron algo totalmente distinto.

 

El estilo de vida parece atributo de valor para atraer a este tipo de cliente. ¿Uds. por qué creen que Las Palmas de Gran Canaria llega a despertar interés entre estos viajeros?

Juan Andrés: Recuerdo haber escuchado un ejemplo que explica esto, referido a restaurantes. Imagina que abres un restaurante ofreciendo un nivel de servicio muy bueno. Pero luego resulta que el restaurante no tiene vistas. Entonces, simplemente, podrás decir que ese negocio es un comedor. Ahora, imagina otro caso, un segundo restaurante, y en este sí puedes ofrecer el tipo de vistas que consiguen que el cliente se relaje. Pues bien, ese valor es lo que realmente no se puede crear. Tú puedes trabajar lo que está dentro, pero lo de fuera…no lo puedes crear.

En relación a la ciudad ocurre igual. Si piensas en la oportunidad de poder ir a Las Canteras cada día, si pensamos en la playa que tenemos, o en el hecho de salir a la calle a cualquier hora, o si piensas que sólo con moverte un poco encuentras un sitio donde puedes sentirte libre. Porque si vives en una gran ciudad no escapas, te sientes siempre «metido en la ciudad«. Aquí en cambio puedes escapar y respirar aire puro, a diez minutos, poco tiempo.

Y luego, otra fortaleza del destino es el tipo de carácter y personalidad de los canarios. Probablemente, por el clima, creo que tendemos a ser más abiertos.

Moisés: Quizás también ayuda la mezcla, la propia Historia de las islas, el haber recibido siempre a tantas culturas y estar muy habituados a eso…

 

Cuando uno viaja a grandes urbes encuentra que hay una facilidad de la gente, incluso de los turistas, en aceptar que se mezclen con normalidad todo tipo de ambientes. Puedes topar con zonas complicadas en centros urbanos, en áreas que comparten muchos usos. Quiero preguntarles por esto. Su iniciativa empresarial fue una decisión arriesgada..

Carlos: Pero es que sólo te puedo nombrar dos casos de críticas de clientes. Dos casos entre cientos de personas que recibimos todo este tiempo en el cooliving. Si tu cliente es, como ocurre en nuestro caso, un perfil que viaja habitualmente, pues ese tipo de viajero entiende bien que esa realidad existe en todas las ciudades del mundo. Después, obviamente, son los vecinos del entorno los que sufren este tema, y de forma distinta. También puedo contar que nunca tuvimos ningún tipo de problema en este sentido, ninguno..

 

Quizás a veces nos equivocamos en querer entender el turismo como una construcción perfecta e idealizada, algo teatralizada.

Carlos: Claro, además piensa que estamos a sólo 100 metros de la sede del Gobierno de Canarias. Esto es el centro de la ciudad, con pros y contras. Con realidades que hay que asumir. Pero te hablo desde el aspecto del negocio con nómadas digitales. Hemos tenido sólo dos casos de comentarios en cientos de visitas de nómadas. ¿Por qué sólo dos? Porque nuestro cliente es un público que viaja, muy a menudo. Y en cualquier lugar a donde vaya puede encontrar lo mismo, en Madrid, Barcelona, cualquier lugar. Y curiosamente, eran viajeros de Península.

 

Este era uno de los motivos que nos trajo a conocer su proyecto. Digamos que la apuesta de negocio no es típica.

Moisés: Pues quizás no, pero este proyecto permite ayudar a reconvertir toda esta zona. También se trata de eso. Cuando empezamos la estructura encontrábamos todo tipo de inconvenientes, hasta en la puerta del edificio, donde teníamos una fila de contenedores. Fue el primer escollo de muchos, pedir retirarlos al Ayuntamiento, que los recolocaran en un solar abandonado enfrente. Y lo conseguimos gracias a que estuvieron aquí los responsables de la empresa municipal de Limpieza, nos explicamos, ellos lo vieron.

Se ha notado el cambio en la zona. Y las instituciones deben valorarlo. Los empresarios queremos apostar y reconvertir, pero hace falta apoyo. Las instituciones deben aportar.

 

Su coliving se aleja del modelo común de emprendeduría en turismo, que en lo referente a alojamiento sigue un esquema unido al desarrollo completo de un espacio. Este es un negocio de renovación, con idea distinta, atrae gente diferente a la zona..

Moisés: Y diría también que con este tipo de proyectos cambia la relación entre los convivientes. Porque antes no había relación entre el tipo de negocio que había aquí con los vecinos del barrio. Ahora hay un movimiento diferente, una sinergia, cuando llega un viajero a vivir aquí y va con normalidad al bar de los desayunos, al supermercado. Otro tipo de movimiento.

Nuestro negocio genera un movimiento diferente en el barrio

Carlos: Se genera una sinergia social y económica irremediable. Nuestro cliente consume en el barrio. Y repito que no son clientes que pudiéramos considerar como bohemios, nada similar. Muchos son empresarios. Son gente con cualificación y capacidad creativa alta, capaces de generar trabajo, que llegan a contactar antes del viaje para informarse sobre las ventajas fiscales de Canarias. Con mentalidad abierta, otro tipo de óptica, y eso afecta también a lo que hablábamos antes sobre la valoración de la ubicación de este lugar.

Luego, para nosotros, lograr el cambio es importante. Porque como decía Moisés, aquí antes no había sinergias positivas y ahora sí. Y los vecinos ahora nos saludamos de una terraza a otra. Y es común tener situaciones como el encontrar al señor del negocio de al lado y que te pregunte ¿qué tal vecino, cómo le va?…


Juan Andrés
: A la recuperación de la zona también ha ayudado los cambios de sentido de circulación que hizo el Ayuntamiento años atrás. Afortunadamente esta zona ya no es lo que era hace 10 años. No digamos 20. Todo aquello ya se ha ido perdiendo. Se está construyendo mucho edificio, un buen número de construcción nueva. Eso ayuda a la nueva imagen y a la rehabilitación.

 

El neo-viajero que elige su cooliving hace entonces consumos similares al de un local. No sé, imagino que irán a comprar al estanco, o serán clientes de la frutería.

Carlos: Sí claro. En nuestro caso, cuando el cliente cierra su reserva, antes de su llegada, enviamos un mapa con los servicios que encontrarán en la zona, señalando con detalle lo que pueden contratar. No sé, desde la farmacia cercana a supermercados. O explicamos cómo alquilar bicicletas, o contamos cómo llegar a pie a sitios de interés. Al fin y al cabo se trata de fomentar que vivan la ciudad.

Lo interesante es que no sólo se genera esa microeconomía en la zona. Se llega más allá, con otro tipo de servicios. Por ejemplo, la empresa que viene al cooliving con la que los chicos van a hacer mountain bike. Otros chicos, organizan parapente, otros excursiones a Gáldar. Con todos ellos brindamos una visión diferente de Gran Canaria, en zonas no masificadas, en lugares que incluso el propio canario no llega a valorar.

 

 

 

Otro rasgo que llama la atención de este sector es la capacidad de colaboración entre las empresarias y empresarios de los coworking y cooliving. Están asociados, colaboran juntos, en las redes sociales se promocionan unos a otros. Un modelo nuevo. Esa idea de no competir, sino de colaborar.

Carlos: Sí, formamos parte de la Asociación Canaria de Empresas Colaborativas. Por supuesto que es muy interesante impulsar juntos todo lo que genere nuevo empleo, nueva tipología de servicios.

Luego hay aspectos que tienen que ver con el hecho de ‘no esperar a que vengan’. Hay que salir a buscar al cliente, invertir en eso. Una de las maneras es a través de entidades como el Patronato de Turismo, que ayudan a difundir nuestra oferta. Pero a nosotros también nos toca salir. También necesitamos apoyo de las Administraciones, en la simplificación de trámites. Porque es un sinsentido promocionar fuera y que luego, al llegar a la oficina pertinente, para obtener un permiso encuentres ese ‘dentro de 2 meses’. ¿Cómo se organiza entonces un empresario? Esos plazos son un problema. Debemos cambiar esto si aspiramos a crecer. Hay que eliminar barreras, facilitar la implantación de negocio.

Moisés: Sí. Necesitamos fomentar la creación de equipos multidisciplinares en las instituciones, que logren simplificar la tramitación, facilitando la inversión. Hace falta impulsar equipos que prioricen cierto tipo de proyectos. Porque si no tenemos esa agilidad, este tipo de inversores se nos van…

 

Quizás uno de los pocos aspectos positivos de la crisis-covid sea el impulso a procesos de digitalización. También en la Administración, nosotros al menos sí vemos esa aceleración.

Moisés: Sí, y si lo miras en el tiempo, podría decirte que a partir de marzo de este año ha llegado por fín la Digitalización. Pero la de verdad. De aquí para atrás realmente no había digitalización. Sí, encontrabas mucho equipo informático, departamentos en las empresas, etc. Pero el auténtico cambio social, el real, llegó ahora. Ahora sí viviremos la transformación de la sociedad, su auténtica digitalización. En ese sentido, somos unos privilegiados. Veremos cambios inimaginables años atrás a una velocidad espectacular. Un auténtico ‘Renacimiento’ en versión digital…

 

 

*Conozca la oferta de servicios para empresas y profesionales de Coolivingc.

**Reportaje gráfico: Bea Rivero

 

 

Simple Share Buttons