Javier Rguez. Fajardo: «El trabajo creativo con una marca turística nunca es monótono, es siempre ameno»

Javier Rodríguez Fajardo es un creativo con 20 años de carrera a sus espaldas. Diseñador, ilustrador, pintor, fotógrafo y músico, siempre con la necesidad de transmitir ideas, trabaja como diseñador gráfico entre Sevilla, ciudad donde se graduó, y Gran Canaria, donde tiene su estudio. Javier inventó soluciones gráficas para el Pabellón de España en la Expo Aichi 2005, el Jardín Botánico de Gijón, el Centro de Interpretación de los Picos de Europa, el Museo del Mundo Marino de Huelva o el Museo Puerto de Sevilla, entre otros trabajos. Por su mano pasa hoy buena parte del arte del marketing del Patronato de Turismo de Gran Canaria.

 

A nivel creativo, ¿cuál es la mejor parte de trabajar para una marca turística?

La mejor parte es que llegas a abarcar numerosos aspectos del diseño gráfico. El trabajo para una marca turística como Gran Canaria no se centra en un sólo aspecto como puede ser el publicitario, o el darse a conocer, sino que una vez que se ha vendido, el diseño también se preocupa en mostrar, en informar. Por lo tanto abarcamos el diseño publicitario, el diseño editorial, señalético, informativo, didáctico, etc… Es por eso que el trabajo con una marca turística se convierte en algo ameno y no es para nada monótono. Y cuando un trabajo es ameno, salen cosas estupendas.

 

¿En Gran Canaria empieza a haber mayor cultura de diseño? ¿El diseño gráfico se valora como inversión o como gasto?

Pues hay de todo. Encuentras quien no da ninguna importancia al diseño y luego por el contrario los hay que se preocupan por el más mínimo detalle, vivimos unos tiempos en los que la imagen exterior es importantísima. Tan sólo piensa en Internet, las redes sociales, etc… Pero respondiendo a la pregunta, muy pocos clientes lo valoran como inversión, cuando debería ser así. Piensa en marcas como por ejemplo Apple o Nike, por nombrar algunas de las más conocidas. Su imagen, su diseño, llega a ser casi tan importante como su propio producto.

 

En muchos negocios de áreas turísticas vemos casos de señalética muy uniforme, menús sin formato, cartelería sin renovar desde hace años. A ojos de un diseñador gráfico, ¿cómo se percibe la comunicación visual de las zonas turísticas?

Bueno, sí…. Yo que tengo el ojo educado en ese aspecto veo muchas barbaridades a diario. Aunque también diría que precisamente son las zonas turísticas de la isla donde veo que cuidan más la imagen y en cierto modo, sí llevan un orden de información.

 

Gran Canaria es un destino gigante, con muchísimos productos, miles de recursos turísticos. ¿El mayor reto en tu trabajo con la marca quizás sea ese, condensar la oferta?

Exacto, como te comentaba anteriormente, el trabajo llega a abarcar muchísimo: desde vender una marca a aquellos que no la conocen, pasando por la información, por la señalética, etc, etc… Y luego, dentro de la propia marca, pues se venden infinidad de productos, tanto de ocio, turismo cultural, histórico o turismo gastronómico, un largo etc. Y frente a todo ese gran abanico de productos, debemos tener en cuenta, siempre, que no podemos perder la coherencia de marca principal.

 




La saturación de comunicación que recibe hoy un consumidor medio. ¿Cómo afecta al diseño gráfico? ¿Se tiende a soluciones sintéticas?

Pues se debería. El diseño gráfico lo tenemos delante desde que nos levantamos. Desde que salimos a diario por la puerta de casa nos encontramos rodeados de símbolos, de tipografías, de todo tipo de mensajes. Por eso el buen diseño es aquel que consigue atraer tu atención frente a todo este conglomerado de información. Por lo tanto, sí debe ser simple y directo.

El buen diseño debe ser simple y directo

 

El proyecto OntheDraw de Turismo de Canarias recuperó el valor de la ilustración en la publicidad turística. El dibujo es un recurso que utilizas a menudo. ¿Qué valor añade a la comunicación de marca? ¿Por qué te gusta dibujar a mano alzada?

Bueno, siempre se me ha dado bien el dibujo. Desde pequeño siempre he estado entre lápices, entre ceras y rotuladores. La ilustración es un elemento más, como puede ser la fotografía o el lettering. Yo, en mi caso, dibujo diariamente, pero ya no por trabajo, sino por placer. He descubierto el potencial terapéutico que tiene el dibujo.

 

¿Y se puede llegar a ser buen diseñador gráfico sin saber dibujar bien?

Sí, se puede ser un buen diseñador sin saber dibujar, claro que sí, igual que hay grandes músicos con una voz horrible. Pero todo trabajo creativo necesita el dibujo, bueno o malo da igual, pero lo necesita. Los arquitectos, los diseñadores gráficos, diseñadores industriales, diseñadores de interiores, etc…, todos necesitan el boceto para llevar a cabo su trabajo. Se pueden tener grandes ideas pero luego hay que llevarlas al papel.

 

Otro debate socorrido. El clásico equipo creativo de las agencias, la pareja copy-arte, ¿mantiene su vigencia o esa forma de trabajar cayó en desuso?

Bueno, yo en mi primera etapa profesional en Sevilla trabajé con un compañero en el departamento gráfico. Éramos un equipo de dos diseñadores y tuve la suerte de que nos compenetramos estupendamente, aprendí muchísimo de él. Fueron años muy productivos y de grandes trabajos, seguimos siendo muy buenos amigos.

El trabajo creativo en equipo es estupendo ya que nuestra imaginación se puede atascar en cualquier momento o en trabajos determinados, entonces la pareja creativa toma el papel desatascador y te hace ver nuevos caminos… es estupendo. Aunque también puede ocurrir que los dos estén atascados.. jajaja.

 

 

 

Realmente un creativo que trabaje en comunicación de marca, aunque sea freelance, también lo hace en pareja, en el anunciante siempre tiene un interlocutor. ¿En qué medida es importante ser complementario con el cliente?

Cierto, muchas veces el cliente toma el rol del trabajo en equipo, te aporta ideas y caminos. El problema viene cuando el cliente toma la batuta y pretende que el trabajo se convierta en un manual a seguir. Yo he pasado por clientes así y al final se trabaja el doble, se trabaja mal y muchas veces se llega a un pésimo resultado final.

 

¿Qué marcas tienen una imagen que te llame la atención? ¿Recomendarías alguna marca turística a seguir por su buena comunicación?

Recomendaría Barcelona ( precisamente ahora que está tan en boga el tema Cataluña… jajaja ). Barcelona siempre ha guardado una imagen turística muy personal. Javier Mariscal, con el que tuve la suerte de trabajar en el Pabellón de España en la EXPO de Aichi, realizó un gran trabajo para la ciudad de Barcelona. Su trabajo llega a ser tan personal que incluso se ha convertido en una reclamo más del turismo de la ciudad. También puede ser que, como yo, Javier Mariscal tira mucho de lápices de colores, de rotuladores y papeles… jajaja.

Pero sí, siempre me ha sorprendido de él como de un mal dibujo o de un boceto emborronado saca un gran cartel. ¿Pero hay que citar una marca turística? Pues recomendaría Barcelona.

 

¿Y qué aconsejarías a un chic@ joven que quiera hacer del diseño gráfico su carrera profesional? ¿Qué le puede ayudar a hacerse un hueco?

Le aconsejaría que adelante. Le diría que este es un oficio bastante bonito, muy gratificante y personal. Entiendo que los comienzos son duros, pero eso se extiende realmente a todos los oficios. El mío también lo fue, pero si te gusta lo que haces y si encima lo haces bien, tarde o temprano se te abrirán las puertas.

 

 

*Más info sobre Javier en su página en Facebook
**Foto cabecera: Bea Rivero

 

Simple Share Buttons